La caída de Freenode

Minientrada

Veo estos días la caída de Freenode como quien ve la caída del imperio romano. Cuando empecé a programar, Freenode era el lugar en el que todo proyecto abierto que se precie debía participar. Hoy muchos proyectos ya no están en IRC: migraron a Matrix, Discord o Slack, y los que aún quedan, huyen estos días de FreeNode como gacelas ante los leones.

Nunca me gustó la interfaz de IRC. Siempre tuve miedo de equivocarme y mandarle un mensaje privado a alguien con mi contraseña intentándome comunicar con NickServ. Los modos, las contraseñas en plano, ChanServ. Admito que IRC es de las pocas tecnologías «clásicas» que menos pena me da que desaparezcan.