Organizar los e-mails de GitHub

Minientrada

Pude poner orden hoy en la carpeta de archivo en la que normalmente vuelco todos los e-mails de notificaciones de GitHub una vez los he procesado, y que estaba empezando a acumular un tamaño no poco considerable. (Sobre por qué archivo todo en vez de eliminar algunos tipos de notificaciones, es otro asunto.)

En las notificaciones que tienen que ver con un repositorio (como un issue, un PR o una release), GitHub rellena la cabecera List-Id con el identificador del repositorio del que procede. List-Id es una cabecera estandar que la mayoría de clientes de correo usa para reconocer listas. En el caso de GitHub, la List-Id de un repositorio es <repo>.<user>.github.com.

De modo que con un poco de análisis, he podido organizar automáticamente por carpetas todas las notificaciones, para que las notificaciones de makigas/clank (cuya List-Id será clank.makigas.github.com) vayan a Archivo/github.com/makigas/clank, o las del repositorio danirod/rectball vayan a Archivo/github.com/danirod/rectball.

Un par de filtros automáticos se van a asegurar de que futuras notificaciones vayan directamente a esas carpetas, ya que normalmente las notificaciones llegan en momentos en los que no les puedo dedicar tiempo y luego es complicado escarbar mi bandeja de correo para localizar todos estos correos cuando sí tengo tiempo de ponerme con ello.

Un exceso de newsletters

Minientrada

Twitter anunció la compra de Revue, y ha pasado a modo gratuito buena parte del servicio, bajando también los costes de la versión premium. ¿Que qué es Revue? Una alternativa a Substack.

Ya he hablado sobre estas cosas. Las newsletters en sí no están mal como alternativa a las redes sociales, pero resulta complicado de gestionar todo lo que se recibe a larga escala. Pueden quedarse en la bandeja de entrada esperando días su momento de ser leídas, pero mi experiencia haciendo esto es que al final elimino de golpe 10-15 e-mails una vez por semana. Aparte, le veo varios problemas:

  • No es anónimo, porque tengo que dar mi e-mail para formar parte de una lista.
  • No es gratis para quien publica, porque muchos proveedores cobran cuotas por tener más de un determinado número de suscriptores en esa lista. Esto quita voces interesantes que podrían crear una newsletter y no lo hacen porque hay que pagar, o provoca que algunas newsletters busquen estrategias de monetización (esperemos que sin involucrar hacer cosas feas con la lista de e-mails).
  • Algunas newsletters se han “desuscrito” de mí automáticamente simplemente porque, como mi e-mail lo leo en modo texto plano, no puedo descargar y ver los pixel beacons, por lo que cuento en sus listas como un seguidor inactivo.