Perdiendo cultura

Interesante: una buena parte de las películas y audios creados en los años 20 del siglo XX se está perdiendo porque los soportes físicos se están desintegrando, si es que no se han perdido ya.

El problema, tal como cuentan en el documento web que anuncia algunos de los trabajos que el próximo 1 de enero entrará a dominio público (como la versión original en inglés de El Gran Gatsby), es que los historiadores no lo tienen fácil para digitalizar obras que todavía conserven copyright, por lo de los derechos de autor, así que muchos de estos trabajos se acaban perdiendo antes de que puedan ser salvados.